Catando el queso

Hoy nuestros alumnos de  primero de dietética siguen formándose sobre calidad alimentaria. En esta ocasión de forma  pragmática realizando una cata de quesos.

En el trascurso de la práctica los alumnos han aprendido como debe de cuidarse las condiciones externas de luz, temperatura, condiciones de la muestra, etc… para que la cata sea homogénea, cuantificable y extrapolable. Al igual que se han realizado diferentes test organolépticos: uno de ellos para determinar el grado de aceptación del consumidor mediante una prueba hedónica y otro test donde se han descrito 5 tipo de quesos mediante su textura, color, sabor aroma, dureza, granulosidad… Además se han intentado descubrir el nombre de los quesos según sus parámetros. Los aciertos han sido muchos pero marcados por un carácter subjetivo, de ahí la dificultad de este tipo de análisis de calidad.

Nuestros futuros dietistas han podido comprobar que la percepción de las cualidades percibidas por los sentidos es subjetiva y esto podrá conllevar que algunos pacientes adquieran aversiones o preferencias por diferentes alimentos.

Ha sido una práctica muy gratificante para nuestro alumnado, sin duda volveremos a realizarla en próximos cursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *