SABER COCINAR SE RELACIONA CON UNA ALIMENTACIÓN MÁS SALUDABLE

Las investigaciones en alimentación sugieren que quienes saben cocinar comen de forma más saludable. Se han hecho estudios que evalúan las habilidades culinarias y el consumo habitual de alimentos. En general, las personas que cocinan consumen más verduras y menos refrescos, aperitivos salados, dulces y productos precocinados.

En resumen, el saber cocinar podría ayudar a cumplir a diario y de forma más efectiva las guías y recomendaciones sobre alimentación saludable.

En la actualidad, los jóvenes de toda Europa tienen menos habilidades básicas en la cocina, lo que supone un factor limitante en su alimentación. Por tanto, incluir la cocina como una herramienta educativa en nuestro ciclo de Dietética mejorará las habilidades culinarias de nuestros alumnos y facilitará su tarea como técnicos, complementando sus conocimientos de nutrición y dietética. Además, de esta manera consumimos  las hortalizas producidas en nuestro huerto. La semana pasada elaboramos en cocina platos fríos y rápidos pero muy completos nutricionalmente: Vichyssoise,  tabulé, salmorejo de remolacha y empedrat de legumbres frías. Conocer estas preparaciones fáciles remediará la necesidad de utilizar alimentos procesados por falta de tiempo y previsión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *